Cómo actuar ante las ofensas (#106)

28 mayo, 2021
/
Cómo actuar ante las ofensas (#106) - agustinblanco.com
Puedes disfrutar de este podcast en:

Apenas amanezcas, recuérdate lo siguiente

«Hoy tropezaré con algún entrometido, con algún ingrato, con algún insolente, con algún mentiroso, envidioso o egoísta».

Esta es una de las recomendaciones que el emperador Marco Aurelio se repetía a sí mismo en su diario cada día, para estar preparado ante todo lo que se encontraría a lo largo de la jornada y saber actuar de la manera más sabia posible.

A menudo pecamos de reactivos, saltando cual resorte ante la mínima ofensa o acontecimiento inesperado, llevándonos a actuar de una manera de la que luego nos arrepentimos, al tomar una mala decisión o dañar a un ser querido.

En cambio, si lo inesperado nos alcanza preparados, el resultado final caerá mucho más a nuestro favor.

Pensemos que cada vez que alguien nos ofende lo hace sin intención de ello, y actúa de esa manera por ignorancia; porque simplemente no lo sabe hacer de otra manera y no porque quiera causarnos mal.

Paremos antes de responder con nuestras palabras o nuestros actos, y tratemos de empatizar realmente con esa persona, tratando de ponernos en su posición y en la situación que le ha podido conducir a actuar así.

Como diría el mismísimo Marco Aurelio;

«No puedo enojarme con mi pariente ni aborrecerle, ya que hemos sido creados para ayudarnos mutuamente, como lo hacen los pies, las manos, los párpados o los dos órdenes de dientes; el superior y el inferior».

Muestra siempre disposición a ser flexible y reconciliarte prontamente con los que te irriten u ofendan, más aún si son personas a las que amas.

Las personas hemos nacido para ayudarnos unas a otras, así que decide tu rol;

Aguántalas o instrúyelas.

Evita enfadarte con nadie. Mira a todo el mundo con benevolencia y dulzura, y limita tus impulsos a hacer el bien a los demás, porque eso es lo que te toca por naturaleza.

Cuando choques con la insolencia de alguien, recuerda esto al instante:

¿Acaso es posible que deje de haber insolentes en este mundo? Jamás. Acéptalo y emplea tus dones para salvar esa pobre persona de la ignorancia.

De esta manera, empezarás a ser más indulgente con cada caso que te encuentres y cada vez será más difícil que te ofendas.

Es propio de nuestra naturaleza amar incluso a los que nos ofenden. Ten presente que todos formamos parte de una misma unidad y que las personas seguiremos cometiendo siempre los mismos errores, como así nos muestra la historia.

Y recuerda, que…

Son tus juicios y opiniones sobre lo que acontece lo que te hiere, y no lo que ocurre en sí.

Fuentes empleadas

Aprende y crece cada día

POST RELACIONADOS

ÚLTIMOS POSTS

Deja un comentario

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos

Deja tu mail si quieres que te avise con cada nueva publicación en el blog y podcast.

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos

Suscríbete para recibir las meditaciones y aprendizajes semanales  

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos