Compromiso doxástico o principio de no contradicción. Escucha solo a los que se estén jugando algo en ello. (#146)

26 julio, 2021
/
Libertas Podcast - Agustín Blanco - agustinblanco.com
Puedes disfrutar de este podcast en:

Uno de los principales deportes tradicionales de cada país es el opinar acerca del cómo se debería de hacer algo o el criticar el cómo se ha hecho una vez ha tenido lugar.

Todo el mundo conoce a la perfección cómo hay que hacer las cosas, pero no tantos predican con el ejemplo.

En la antigüedad, los romanos no se andaban con tonterías. Todo el mundo debía de jugarse algo como garantía de su servicio o palabra. Si no te iba nada en ello, o no predicabas con el ejemplo en la cuestión sobre la que se opinaba, se perdía toda credibilidad.

A los propios arquitectos se les obligaba a pasar gran cantidad de tiempo bajo los puentes que construían.

Una décima parte del ejército era aniquilada de forma aleatoria si tras una derrota se llegaba a la conclusión de que se había producido debido a la cobardía de los mismos.

Nassim Taleb, en su libro Antifrágil, nos habla del Compromiso Doxástico, entendido también por algunos como principio de no contradicción, considerado por Aristóteles como «el primer principio de todos».

El término doxástico deriva del término del griego antiguo «doxa» (δόξα), que significa «creencia». El compromiso doxástico, «alma en el juego» o principio de no contradicción nos dice que: 

Solo se debe confiar en las predicciones u opiniones de aquellos que ya muestran cierto tipo de compromiso con la creencia sobre la que están opinando.

En otras palabras; que se están jugando algo en aquello sobre lo que están opinando, y por tanto, que tienen algo que perder.

El humano por naturaleza tiende a opinar en todo, y a tomar acción en nada.

Malgastar nuestro tiempo y energía escuchando a personas que no tienen experiencia sobre lo que están opinando o criticando, o que no predican con ello, no es para nada recomendable, y por supuesto, es nuestra responsabilidad.

El mundo de la tauromaquia nos brinda expresiones populares al respecto como;

«Qué bien se opina detrás del burladero».

«A toro pasado es muy fácil hablar».

Prestemos atención únicamente a aquellas personas que están comprometidas personalmente con aquello sobre lo que opinan, y tienen algo que perder con ello, es decir, que pagarán un coste si se equivocan o que lo están pagando ya.

En la jerga marítima tradicional, se espera que el capitán de una embarcación permanezca a bordo hasta que todos los pasajeros hayan sido evacuados, o sino, que «se hunda con su barco».

Un ejemplo estoico de ello, fijado en la cultura popular, es el relativo al capitán Edward Smith, del Titanic, quien permaneció en el puente de mando mientras que el titánico barco se sumergía poco a poco hasta las profundidades del océano, hundiéndose con él aquel 15 de abril de 1912.

Séneca nos dice: «Que admiremos a quien lo intenta, aunque fracase», cita que deberíamos extrapolar también en relación al compromiso doxástico, de manera, que «solo escuchemos a quien lo intenta».

Fuentes empleadas

Aprende y crece cada día

POST RELACIONADOS

ÚLTIMOS POSTS

Deja un comentario

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos

Deja tu mail si quieres que te avise con cada nueva publicación en el blog y podcast.

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos

SUSCRIBETE y recibe los mejores aprendizajes semanales cada sábado

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos