El arte del sosiego y la alegría. Baba Shibananda y Ramiro Calle. (#148)

28 julio, 2021
/
Libertas Podcast - Agustín Blanco - agustinblanco.com
Puedes disfrutar de este podcast en:

– Hay que saber mirar y mantener la calma ante todo – me dijo -. Ecuanimidad.

No podía dejar de observarle. De vez en cuando reía como un niño y de repente, se ponía muy serio, casi circunspecto.

– Hay mucha insatisfacción. No se puede superar tan solo con bienes materiales. La gente está muy loca -reía y enseguida se ponía serio-, muy loca. Hay que ejercitar la ecuanimidad, el equilibrio. Hay que verlo todo como si fuera una película.

«La vida es nada, muy rápida, unos pocos días y se acabó. Venimos a hacernos la foto y nos vamos. Pero hay que estar contento».

Baba Shibananda

Babaji era un sadhu que acostumbraba a sentarse día tras día frente al sagrado Ganges, y cuya presencia a nadie dejaba indiferente. Sus ojos eran sorprendentemente hermosos y elocuentes y su sentido del humor, contagioso. 

La tradición sadhu consiste en renunciar a todos los vínculos que nos unen a lo terrenal y a lo material, en busca de los verdaderos valores de la vida. Por norma general, un sadhu vive incluido en la sociedad pero intenta ignorar los placeres y dolores humanos.

Se trata de la cuarta fase de la vida en la religión hindú; después de estudiar, de ser padre y de ser peregrino.

Existen alrededor de 4 o 5 millones de sadhus hoy en día en India, y son personas respetadas, veneradas e incluso temidas. Son mantenidos por todos los ciudadanos que les donan alimentos.

Hizo una pausa, saboreo el té caliente, y dijo con gran humildad;

– Ramiro, no sé nada, no comprendo nada. Todo es tan extraño… tan misterioso.

– ¿Y qué hacer? -pregunté.

– Mirar, observar, contemplar, pero sosegadamente, sin preocuparse. No hay que preocuparse nunca, nunca. Tampoco enfadarse. Contempla, haz yoga físico, y no te preocupes.

– ¿Ni siquiera ante la muerte?

– Vida y muerte son lo mismo. Todos los días morimos al estar dormidos, y el que no despertamos es la muerte. El amor es lo más importante.

La vida es como una marea que sube y baja. Permanece tranquilo. No te adormezcas. Despierta. Trabaja con amor. La vida es breve. Mira hacia delante. La muerte es la hermana del sueño. No hay tiempo que perder.

– El camino verdadero de la vida consiste en amar a los otros, creer en los otros, ser amigo de todos. Respetar a los demás. Lo principal es esta parte más el amor. Nadie puede adquirir estas dos cualidades ni con todo el dinero del mundo. Siempre nos gusta arroparnos con buenas prendas, usar perfume, alardear ante los otros como diciendo: ¿ves lo que soy? Pero la gente no piensa cuán sucia puede llegar a estar en su interior.

Estamos llenos de orgullo, odio, celos. Y no pensamos en que algún día este cuerpo bien vestido y maquillado se irá a la tumba. Tenemos muy poco tiempo. Pero en este poco tiempo podemos hacer algo que merezca la pena. Muchos reyes vinieron y se fueron. Mucha gente rica vino y se fue.

Nadie lo recuerda. Pues no han hecho otra cosa que comer y dormir, pero como seres humanos podemos hacer algo positivo para nosotros y para los demás. 

Podemos vivir de manera muy sencilla. Cuando nacemos, no traemos nada; Cuando dejemos este mundo, no nos llevaremos nada. Todo se quedará aquí.

No comprendo porque la gente está tan orgullosa de sí misma. Venimos y nos vamos, nos hacemos la fotografía y partimos. Lo importante es lo que hemos hecho de positivo por los otros.

Mucho tiempo para comer, beber, para los lujos, para insultar a los otros, pero no tenemos tiempo para servir a los demás. No tenemos tiempo para ningún tipo de buena acción; ningún tiempo para ayudarnos los unos a los otros.

Si todos intentáramos recíprocamente ayudarnos, este mundo sería un paraíso:

El orgullo y los celos son grandes enemigos del humano.

Recuerda siempre que podemos morir en cualquier instante. La muerte es lo más real pero la gente le tiene mucho miedo.

La paz es lo más importante de la vida humana. Sin paz la vida no tiene sentido. En este planeta descansamos algunos días y partimos. Tenemos que servir a los otros y ganar la paz de la mente.

Nunca seas orgulloso. Recuerda siempre que estamos en este mundo solo durante unos días, y, antes de dejarlo, haz algo por ti y por los otros.

Este mundo es una posada. Algunos días descansamos en la posada; después dejaremos nuestro hogar. Solo dejamos aquí nuestras acciones. Que sean nobles y de ayuda.

Hay muchos ríos en este mundo, pero todos deben llegar al océano, que es el final de todos los ríos. Todos retornamos al mismo lugar.

La risa es lo mejor de la vida. A mí me gusta mucho. Le pido a todo el mundo que intente ser feliz con la ayuda de la risa.

Baba Shibananda

Gracias un día más por estar ahí, y formar parte de esto. Recordarte, que puedes suscribirte en agustinblanco.com para no perderte ninguna publicación y recibir cada sábado los mejores aprendizajes de la semana. 

#CONOCEPARASERLIBRE

Fuentes empleadas

Aprende y crece cada día

POST RELACIONADOS

ÚLTIMOS POSTS

Deja un comentario

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos

Deja tu mail si quieres que te avise con cada nueva publicación en el blog y podcast.

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos

SUSCRIBETE y recibe los mejores aprendizajes semanales cada sábado

Responsable: AGUSTIN BLANCO CRUZ
Finalidad:
 responder a tu solicitud, así como posibles envíos comerciales
Legitimación:
 gracias a tu consentimiento
Destinatarios:
tus datos se encuentran alojados en Siteground
Tus Derechos: 
Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión de tus datos